Satisfacción en la tierra nata del san Juan de Ávila con la programación recuperada este año en su honor

Almodóvar del Campo ha podido este año reencontrarse en el camino de la fe al calor de san Juan de Ávila, su santo paisano, patrón de la localidad y del clero español, así como Doctor de la Iglesia Universal y lo ha hecho con cultos y una muy interesante ponencia ofrecida por el rector del Seminario de Ciudad Real.

Tras la obligada orfandad del pasado año por la pandemia y el confinamiento, este 2021 la Hermandad retomaba al fin cierta actividad en torno a tan destacada figura y “aunque no pudiera ser una novena, sí al menos un triduo que ha estado muy vivido y muy sentido por la gente y los sacerdotes que han venido se han sentido queridos”.

Así lo ha señalado la presidenta del colectivo, Isabel Fernández del Río, quien ha puesto de manifiesto como la vuelta de cultos hacia san Juan de Ávila y el aprendizaje en torno a su ejemplo vital y testimonial ha sido muy fructífero y “dadas las circunstancias, no se puede pedir más”.

José Ángel Martín, tras once años sin oficiar en Almodóvar del Campo, cerraba el domingo de víspera el citado triduo y se alegró de reencontrarse con catequistas de la localidad que en su día trabajaron a su lado, con personas ya de edad y, en definitiva, con la población donde impartió tantos sacramentos y servicios.

Almodóvar del Campo ahonda en su mensaje y reconoce a los sacerdotes

El sábado Manuel Pérez Tendero tuvo doble intervención, puesto que con anterioridad al triduo ofreció una muy interesante conferencia en la que el rector del Seminario “nos descubrió una faceta nueva de san Juan de Ávila, vinculada a san José” reseñaba Fernández del Río.

Durante su interesante disertación, ‘Juan de Ávila y José, esposos de una Iglesia marina y virgen’, Pérez Tendero enfatizó en este año de san José como su vocación en vida fue hacer posible otras más importantes como las de la maternidad divina y virginal de María y la del propio Jesús, apostillando como su entrega al deseo de Dios hizo que su papel fuese fundamental en la historia de la Salvación.

El triduo daba comienzo el viernes pasado, con la presencia del arcipreste de Puertollano, de cuyo organigrama forma parte la Parroquia de Almodóvar del Campo. Pedro Antonio Rodríguez invitaba a seguir el estímulo que supone san Juan de Ávila “en nuestro acercamiento al Señor”, dado que el santo fue uno de sus grandes enamorados.

El arcipreste regresaba este lunes para, junto con el párroco de Almodóvar del Campo, Juan Carlos Torres y su homólogo en la iglesia de la Asunción de Puertollano, Federico Alfonso Serrano, oficiar la función solemne de mediodía en honor al Doctor de la Iglesia, la primera de la jornada puesto que a las ocho de la tarde tenía lugar la segunda.

“La fe nos une y nuestras devociones” a los santos Juan de Ávila y Juan Bautista de la Concepción, así como a la también patrona la Virgen del Carmen, ha puesto de manifiesto la presidenta de la Hermandad, quien ve por otro lado “muy merecido” el homenaje a los otrora párrocos, los hermanos Tomás y Leopoldo Lozano Rivas.

“La verdad es que han llevado una labor muy bonita durante todos estos años y la gente aquí los queremos, los hemos tenido a nuestro lado durante mucho tiempo y hemos compartido experiencias muy íntimas”, ha referido Fernández del Río, quien recuerda la figura que en vida fue Tomas y ve “muy lindo a Leopoldo, aunque ya está viejecito”.

Referir por último que, conforme ha señalado el párroco Juan Carlos Torres, de cara al año 2022, en que habrán transcurrido ya diez años desde la proclamación de san Juan de Ávila como Doctor de la Iglesia Universal, desde Vocatio Almodóvar del Campo se trazará una nueva propuesta para recobrar visitas y peregrinaciones.