Tras los pasos del docto sacerdote y maestro

Toda Delegación Diocesana para el Clero se ocupa y preocupa de la atención constante de los sacerdotes en todos y cada uno de los aspectos que exigen sus vidas, ya sea a nivel humano, espiritual, intelectual y pastoral. De estos órganos se encarga también otro sacerdote para, con un equipo de apoyo de darse el caso, facilitar la realización de los objetivos generales de las diócesis y las necesidades personales de los presbíteros.

Introducción que sirve para alcanzar a entender la importante trascendencia de la visita que este lunes 10 de junio ha tenido lugar, precisamente, a la cuna del patrón del clero secular español. En la casa en que vino al mundo san Juan de Ávila, donde se puede visitar la cueva en la que hace ahora 500 años el joven Juan escuchó y atendió la llamada sacerdotal, se han reunido los responsables de las cinco delegaciones diocesanas para el clero de Castilla-La Mancha, que también visitarían en su estancia el templo jubilar de ‘Nuestra Señora de la Asunción’.

Ante la pila bautismal del templo parroquial y jubilar

Convocada por el delegado ciudadrealeño

Una reunión convocada por Pedro López de la Manzanara, delegado diocesano para el clero en Ciudad Real, quien, en el marco de este Año Jubilar que alberga la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo hasta el 31 de mayo de 2020, ha querido traer hasta este espiritual marco la reunión anual que mantienen sus también compañeros en las provincias de Toledo, Guadalajara, Cuenca y Albacete y en las que se suele hacer balance del curso que ahora se cierra y se avanzan las líneas de trabajo para el nuevo periodo.

Nuestro párroco, Juan Carlos Torres, explicó a los participantes que el lema de este nuevo Jubileo en Almodóvar del campo tiene una honda profundidad espiritual: ‘Un nombre para siempre’.

Durante la visita les acompañó nuestro párroco, Juan Carlos Torres, quien les condujo a los dos emplazamientos citados, que forman parte de la ruta jubilar con que los peregrinos de toda edad, condición y procedencia aspiran a ganarse la Indulgencia Plenaria de acuerdo a los requisitos establecidos por la Santa Sede cuando otorgara esta gracia, iniciada oficialmente el pasado 26 de mayo con la presencia del obispo Gerardo Melgar y un nutrido grupo de sacerdotes llegados de diferentes punto de la Diócesis ciudarealeña.

Los delegados, en la zona norte de la Casa Natal de San Juan de Ávila.

San Juan de Ávila y su triple nacimiento

Torres Torres los indicó que el lema elegido para este Jubileo es ‘Un nombre para siempre’, como reflexión que se hace durante el año para enfatizar que Almodóvar del Campo es el «lugar donde san Juan de Ávila vivió un triple nacimiento: nació a la vida como hombre; nació a la fe por el bautismo; y nació a la vocación».

Con esta idea, además, se muestra el ciclo fundante de la vocación cristiana: hemos sido llamados a la vida por la acción creadora de Dios; hemos sido llamados a la fe por la gracia del bautismo, y hemos sido llamados por Cristo para seguirle recibiendo un «nombre», una vocación y una misión histórica que debemos descubrir o renovar.

En el recibidor de la Casa Natal de San Juan de Ávila, en Almodóvar del Campo.